martes, 30 de marzo de 2010

Ottis


Sobre las tumbas de un pasado quebradizo

construyó voces de encuentros manuscritos,

fluye su ser con lapicera azul de tinta idolatrada

y corre por su sangre colorada,

azulada, aterciopelada y aturdida…

Corre, fluye, nada, se inunda

de deseo y pega bocanadas de sangre

entre paredes de cal y de cemento,

la mente abierta, el cuerpo disponible…

El alma candente, el corazón caliente,

la sangre hirviente y el pezón saliente.

Muerde, eriza, lame y penetra,

y con lágrima de hiel le tatúa la frente.

Bandoneón cascabelea como musa irreverente:

do, fa, vinilo de corcheas.

Sikus, cóndor, luz, agosto,

viento, cuerda, cordillera.

Palabras sueltas hilvanadas

en trama de tapiz desvergonzado.

Lana, hilo, seda, aguja y fino bastidor…

Unidos por la acérrima paleta surrealista.

Suprarrealista, suprema y sublime

que discurre entre sueños y vigilias

en la imaginación y la fantasía.

Munidos de las grietas del mismo terremoto,

desdibujan señales del otoño que nace

en nidos de gorriones, tero teros y fotos.

Gavilanes, halcones y caranchos

con los pelos parados como pirincho.

Nos amamos o relincho.

Imagen: Rembrandt

4 comentarios:

  1. Salió muy bueno! una buena trama, casual, causal, negra, colorida, contradictoria, permanente, casi un tatuaje..

    ResponderEliminar
  2. divino delirio de poetas locos!
    armar la trama de amar, como dice ricardo (o parecido)

    nos amamos o relincho!... qué descripción del deseo salvaje, eh?

    buenísimo!!!

    ResponderEliminar
  3. http://cordurainsana.blogspot.com/

    Las idioteces que a uno se le puede llegar a ocurrir cuando esta al pedo a las 3 de la madrugada

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails