sábado, 2 de marzo de 2013

Abstracciones recargadas


En esos días,
en que la  vida cobras más sentido que lo habitual,
o por lo menos lo parece,
desde susurros arremolinados
y contagiando nubes que se aclaran,
festejamos!
Y fuimos felices
y lo seguimos siendo,
hay risas y música contagiosa.
Sale el sol!
Sale la luna y siempre cambia,
pero una cosa no cambia
las ganas de encontrarse
con Pappo Napolitano
y tocar ese blues
inolvidable en la ruta 44
(cuarenta y cuatro).
Y dos por tres…llueve!!
Y cuando llueve, llueve al revés,
Porque así como lo ves es lo que es.
Pero se conciente que lo esencial
es imperceptible a los ojos
y solo se siente con la piel del alma.
La gente se tira en paracaídas
a los brazos de otro en lugar de sentir
con todas las ganas del tacto.
Viste que los tachos de la ciudad
se parecen a los policías
con la chaqueta naranja…?
Pensalo…
Recuerdo esas noches en el sur
mirando las estrellas,
la nada misma.
Me perturban las chaquetas amarillas,
pero más allá de eso, nada…nada
puede desviar esta mágica noche.
Aquella noche que tengo muchos recuerdos
de muchas noches y de otras tantas no me acuerdo nada.
No me gusta mucho la noche,
prefiero el día con sus colores,
Y sus sabores y sus…noseque,
que hacen de los días
ese ir y venir de emociones y sentimientos.
Esos olores que nos transportan
a momentos únicos e inolvidables.
Olvidable como todo.
Único como todo lo pasajero.
Real e irreal. Sin sentido y con sentido.
Que importa.
Solo nos interesa, nos afecta,
en la medida que atraviesa
nuestras fibras mas intimas.
Y en la tierra del sin fin,
aparece Peter Pan,
que les sacará a los ricos
y les dará a los pobres
las monedas de oro
del final de arcoiris.
Toda la magia de ese mundo
de gnomos y hadas.
Hay que respetar el espacio, el silencio,
y armar la boutique del sonido.
Viva! viva! Gritaba el pueblo!
Y a los gritos cantaban y se divertían.
Y las horas pasaban.
Palmas, palmas, palmas!
Todas las almas cantaban.
Acordes que recordaban momentos inolvidables
y otros por venir…
Liliana …..Volve!!!!
En la vida hay que aceptar
que a veces Vivianas
y a veces pablitos…
No hay vino que por bien no venga.
Viviana, lo hace, por vos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails