sábado, 27 de noviembre de 2010

El espesor de la vida


Las nubes densas cubren el cielo

y mi herida arde más.

Huecos de silencio ruidoso

abren la puerta del grito sangrado,

que todas las serpentinas van a entrar.

Entonces vamos a inflar la piñata

Para llenarla de alegría y papel picado

Vos no me estarás hablando de una piñata, ¿no?

De un diario en motocicleta,

¿Qué decís mago?

El viaje mira la sudestada del más allá

que va y viene y se vuelve a ir,

para dar paso a mas tiempo

que lo voy a usar para ir de viaje.

Y capaz también para preparar unos zapallitos rellenos,

lo que se dice “una obra de arte”.

Imagen: Klimt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails